Vía elevada: ¿oportunidad urbanística o segregación?

Muchas han sido las críticas generadas a la construcción del puente Bicentenario, partiendo por el tiempo de ejecución, pues se esperaba que en 2012 estuviera terminado y conectado con calle Chacabuco. El viaducto ya está listo desde septiembre de 2018 y se conectará, según el ministerio de Obras Públicas, el segundo semestre a la Costanera, pero sigue pendiente la llegada a Chacabuco, faena que según confirmó el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, será con vía elevada para no dividir a la población Aurora de Chile y no cruzar la vía férrea.

La determinación del MOP, que implica desembolsar $5.000 millones para empalmar el puente con la avenida penquista, estaba en el proyecto inicial licitado en 2012, pero en 2016 fue modificado y se definió un terraplén para que el viaducto pasara a nivel.

https://www.diarioconcepcion.cl/


Agregar un comentario

Your email address will not be published.