«

»

TE HAS PREGUNTADO . ¿POR QUÉ EL AGUA DEL MAR ES AZUL?

Esta es una pregunta que desde pequeños nos hacemos muchos al ver esa mezcla de colores azules y verdes con los que el mar se viste para regalarnos el esplendor de su amplitud, algunos piensan que el mar es azul porque refleja el color del cielo y aunque es una versión que muchos suelen creer no es así y se trata solo de una leyenda urbana.  

 

 

 

En realidad el mar absorbe con mayor facilidad las longitudes de onda larga (rojo, naranja y amarillo) que las longitudes de onda corta (azul, violeta). Estas rebotan y son captadas por nuestros ojos. Existe una relación entre el color del cielo y el color del mar, pero cada uno surge de forma independiente al otro.

 

Para entender el color del mar, tenemos que comenzar primero con la pregunta: ¿de qué color es el agua? A simple vista el agua es incolora porque todas las longitudes de onda la atraviesan,   a la vez cuando nos referimos a una gran cantidad de agua, a la luz le cuesta más atravesarla y por lo mismo refleja cierta tonalidad azul.  Si la cantidad de agua acumulada es tan importante como en el mar, la cantidad de luz reflejada es mucho mayor y el color azul más intenso.

 

Por ejemplo si llenas un vaso de agua, al ojo humano se verá el agua es transparente. Pero para que puedas entenderlo, te invitamos a hacer este fácil experimento. Tomas un tubo largo y lo llenas de agua purificada. Una vez lleno, cierras ambos extremos con un elemento que forme ventanas transparentes. Así, cuando observas cómo se refleja la luz blanca al otro lado del tubo, veras que esta no es blanca, sino azul turquesa.

 

La razón de este azul turquesa se explica es gracias a la absorción de parte del espectro visible por parte del agua. En realidad, las moléculas de agua en sí sólo producen absorción en la región ultravioleta del espectro, pero sus distintos modos de vibración provocan absorciones en la parte infrarroja del espectro y en la zona roja del espectro visible. Al perder el rojo del espectro visible absorbido por el agua, nos quedan los tonos más azulados.

 

Pero claro, la cantidad de luz absorbida por el agua depende directamente de la cantidad de agua. Esta es la razón por la cual el agua dentro de un vaso se observa transparente. Pero si en vez de un vaso de agua, tomamos una gran bañera, los tonos azulados se empiezan a vislumbrar, y con una piscina (con azulejos blancos) esa tendencia se magnifica siendo visiblemente evidente.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>