Superintendencia de Salud aumentará exigencias para otorgar acreditación de calidad a clínicas y hospitales

  • El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    Así lo adelantó el ministro de Salud Emilio Santelices, en el marco del XII Congreso Soccas realizado en la U. San Sebastián. En tanto, se convocará a un equipo de expertos para definir cuáles serán los resultados sanitarios que se comenzarán a medir.

Hace 10 años se implementó el sistema de acreditación de los prestadores de salud con el fin de estandarizar los procesos médicos, hospitalarios y administrativos. Y si bien el sistema ha permitido acreditar a más de cien centros de salud, se considera que es necesario avanzar a la medición de resultados sanitarios.

“Debemos instalar la calidad desde los resultados finales para determinar que las instituciones respondan a sus atributos a partir del resultado final que tiene la población” precisó el ministro de Salud, Emilio Santelices en el Congreso de la Sociedad Chilena de Calidad Asistencial (Soccas) en la U. San Sebastián.

Para el jefe de la cartera sanitaria este cambio y evaluación de los resultados comenzaría “definiéndolos como política pública en donde las métricas por las cuales midamos a las organizaciones instalen estos nuevos paneles. Eso es uno de los desafíos que le he planteado al nuevo Superintendente de Salud”.

Para ello se convocará durante este mes a una mesa de trabajo con representantes del Ministerio de Salud, de la Sociedad Chilena de Calidad Asistencial (Soccas), de hospitales, clínicas, universidades y de organizaciones de usuarios.

“Ha llegado el momento de incorporar los resultados, por lo tanto, estamos llamando a la mesa de trabajo para los nuevos estándares de atención cerrada de hospitales y clínicas en los cuales incorporaremos los resultados en el proceso de evaluación de acreditación, de manera que también para acreditar, tengan que demostrar cómo les está yendo”, aseguró Enrique Ayarza, Intendente de Prestadores.

Trabajo de especialistas que definirá la línea base de los parámetros de resultados que se evaluarán y que apuntarían a medir indicadores como por ejemplo: sepsis postquirúrgicas, daños post cesáreas o post atención quirúrgica, entre otros.

A juicio del presidente de la Sociedad Chilena de Calidad Asistencial, Benjamín Carrasco, esta definición debe partir por especificar las condiciones de morbilidad de la población chilena.

“Lo que no  debería faltar es un análisis previo de cuál es la prevalencia de las enfermedades y de la morbilidad existente en la población, para que a partir de allí la exigencia de resultados tenga que ver con el mayor impacto sanitario que puede ocurrir en una población determinada”.

En tanto, para la ex directora del hospital Exequiel González Cortés, Begoña Yarza,  esto responde a la tercera etapa de la acreditación institucional “es valioso porque finalmente lo que es relevante para las personas que atendemos son los resultados sanitarios, y lo que ha pasado es que para que éstos sean evaluables tenía que haber una sistematización previa de los procesos. Entonces era natural incorporar eso primero y luego indicadores de resultados, así que hemos ido caminando en el sentido correcto”.

Se espera que los indicadores de medición de resultados se incorporen al sistema de acreditación no antes de un año, confirmó Ayarza, quien aseguró que posterior a ese plazo, los recintos que se sometan a re acreditaciones estarán sujetos a este nuevo modelo.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.