Préstamos de consumo crecen 8% por mayor uso de tarjetas de crédito

Active ImageEl director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, hizo un llamado a los consumidores a administrar de manera responsable sus niveles de endeudamiento con la banca.

La desaceleración económica en el país parece no afectar el crecimiento de los créditos bancarios y, por tanto, de las deudas de los chilenos.

 

Es así como los préstamos de consumo se expandieron 8% en el primer semestre de este año, impulsados por un mayor uso de las tarjetas de crédito para este tipo de operaciones, según datos elaborados por Chiledeudas en base a información de la SBIF.

 

En tanto, la cartera hipotecaria continuó reportando un crecimiento estable cercano al 10% en el período señalado, pese a que en el último tiempo se ha frenado levemente la demanda de esta clase de créditos. En cambio, los préstamos comerciales a empresas se expandieron solamente 2%.

 

El director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, afirmó al respecto que los mejores resultados de la banca, que a junio de 2017 vio crecer más de 5% sus créditos totales colocados a nivel nacional se sustentan principalmente en los préstamos proporcionados a personas naturales y, por ende, en los intereses generados por éstos.

 

“Gran parte de las deudas de los más de 4,3 millones de chilenos morosos son con la banca, y la mayoría de esta gente utiliza regularmente sus tarjetas de crédito ligadas a entidades financieras, que son fáciles de obtener y que son ‘dinero exprés’. Si estos plásticos son mal administrados, pueden transformarse en destructores de la economía personal y familiar”, advirtió Figueroa.

 

El consumidor, a juicio del director de Chiledeudas, debe controlar sus emociones y considerar que un endeudamiento responsable corresponde de forma óptima al 25% del monto de su ingreso. Si está entre el 30 y 40% de sus entradas, se encuentra en un umbral peligroso, y en este punto todavía tiene un margen de maniobra que le permitirá, con pequeños ajustes, regresar a un nivel saludable.

 

“Pero si supera el 60% de su sueldo, se ubica en una situación de sobreendeudamiento que es común en los chilenos y es probable que esté a punto de entrar en mora, por lo que debe dejar de adquirir pasivos. El consumidor, además, debe tomarse un tiempo para comparar cada opción, ya que al detenerse a analizar podrá observar las diferencias de intereses que existen entre unbanco y otro”, manifestó Figueroa.

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.