¿Por qué es importante el examen audiológico en recién nacidos?

  • El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    9 mil tamizajes auditivos a recién nacidos de término y prematuros en el hospital Barros Luco, ha realizado la carrera de Fonoaudiología de la U. San Sebastián. Se han pesquisado casos de sordera y se busca con los resultados contribuir a la toma de decisiones para avanzar para un tamizaje auditivo universal en nuestro país.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) más de 231 mil niños nacieron en nuestro país en 2016. A todos ellos se les deben realizar procedimientos médicos obligatorios en las maternidades antes del alta médica.

Pero también hay otras evaluaciones – como el screening auditivo- que no son requisitos obligatorios por cumplir en el sistema de salud.

Esto porque el Programa Nacional sólo contempla evaluaciones acústicas a prematuros extremos, aquellos que nacen de menos de 32 semanas de gestación y con no más de 1.500 gramos de peso.

En términos simples y, cruzando los datos del número de niños nacidos según edad gestacional en 2016, publicados por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), del Ministerio de Salud, sólo 2.955 accederían a este procedimiento.

Sin embargo, hay recintos asistenciales como el Hospital Barros Luco, en donde han podido implementar el tamizaje a todos los nacidos gracias a una alianza docente –asistencial con la universidad San Sebastián, a través de la carrera de Fonoaudiología.

En este camino, que comenzó en 2014, ya suman más de 9 mil evaluaciones acústicas y 29 diagnósticos tempranos (7 prematuros y 22 de término), de hipoacusia, lo que marca la diferencia en el desarrollo y calidad de vida posterior de los menores, sostiene la académica de Fonoaudiología USS,  Marisol Guiñez.

“La detección temprana de la pérdida auditiva permite implementar un plan de acción rápido y acceder al tratamiento Auge o GES de la hipoacusia moderada en menores de 4 años, lo que significa que contarán con audífonos dentro de los 3 meses desde la confirmación del diagnóstico”.

Al respecto, añade que “está demostrado que los niños que están hospitalizados o que son prematuros tienen más posibilidades de tener hipoacusia. Sin embargo, se ha visto que, de los menores que nacen con hipoacusia sólo el 50% de ellos presenta factores de riesgo como prematurez, familiar con pérdida auditiva o infecciones de la madre durante el embarazo. Por eso es tan importante realizar el tamizaje auditivo a todos los recién nacidos y no solo a los que presentan factores de riesgo”.

Examen  auditivo

Son dos los tamizajes que realizan los académicos e internos de USS en el Hospital Barros Luco de la comuna de San Miguel.

El examen destinado a los niños nacidos a término se llama Emisiones otoacústicas, y consiste en enviar estímulos de distintas frecuencias hacia la cóclea (oído interno), y éste a su vez emite un sonido de respuesta que es captado por el micrófono del equipo que se encuentra en el canal auditivo del bebé.

El otro, es el realizado a los niños prematuros y hospitalizados denominado potencial evocado auditivo de tronco–encéfalo (PEAT), en donde se les colocan electrodos y se envía un estímulo a los oídos para evaluar la respuesta a nivel de tronco cerebral.

Investigación

El próximo año los académicos iniciarán el trabajo metodológico para publicar los datos y sumar a la evidencia que se necesita para “que este examen sea obligatorio y universal  para todos los nacidos en Chile”, señaló la académica USS.

En esa línea, la directora de carrera de Fonoaudiología Santiago, Juana Barrera, sostuvo que una de las improntas de esta disciplina en USS, es generar alianzas estratégicas con la red asistencial pública y privada “para que los estudiantes interactúen tempranamente con las necesidades sanitarias del país y con la generación de conocimiento e investigación que sume a la toma de decisiones en políticas públicas de salud”.

 

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.