«

»

Ponche y cola de mono: los tragos que se quedaron para celebrar la Navidad

 

Ambos se han mantenido desde la colonia acompañando la mesa de los chilenos y no tienen previsto ser olvidados. ¿La clave? se sirven helados y son ideales para celebrar esta fiesta en pleno verano.

 

Llega la Navidad y el “Cola de Mono” aparece en el comercio. Este trago del siglo pasado sigue acompañando los vasos de los chilenos a la hora de celebrar la Navidad, pero ¿de dónde viene?.

 

Para resolver esa interrogante es necesario recurrir a los dichos populares. El bartender Miguel González, más conocido como el “Maldito Bartman” de Santiago, relató a Soychile.cl que se dice que el expresidente Pedro Montt es quien se adjudicó el origen del nombre de esta preparación.

 

“El cola de mono es un ponche que siempre se ha tomado helado y se usaba mucho en las reuniones aristócratas. Dicen que Montt tenía un revólver que usaba en su cinto, el Colt, y en las reuniones revolvía la preparación de este ponche con su arma, por eso le pusieron ‘Colt de Montt’ y luego con el tiempo el nombre derivó en ‘Cola de mono’”.

 

Otra de las historias también tiene que ver con el mismo Montt, quien en viaje rumbo a Estados Unidos junto a su mujer, se detuvieron en Perú antes de seguir. En ese país su esposa aprendió a preparar un ponche peruano en base a leche y clavo de olor.

 

Cuando siguieron el viaje y llegaron a Norteamérica, ella se lució con la nueva receta y en medio de la colección de pistolas Colt que le dieron a Montt, entre bromas decidieron llamar al trago ‘Colt de Montt’.

 

Aunque el cola de mono ha estado presente en Chile desde tiempos de la colonia, el chef Rubén Tapia discrepa un poco con el uso que se le da en la época de Navidad.

 

“Básicamente es un batido con huevo, café y especias que se consume en el hemisferio norte en Navidad, pensando en entregar calorías al cuerpo que está sometido a las bajas temperatura. Entonces ¿qué hacemos acá? le pusimos hielo para hacerlo más fresco”, acotó.

 

El chef de Talca también hizo referencia a la horchata, el que considera un licor pesado para estas fiestas y que ha ido quedando olvidado para esta fiesta pascuera.

 

Sin embargo, existe una tradición que trasciende: el ponche. “Esto viene desde nuestras herencias coloniales, son tragos frescos para la época como tiene que ser y tampoco son embriagadores”, precisó. Tapia rescató el uso de la fruta para estas preparaciones, típicas de la estación como las frutillas, el durazno blanquillo y la chirimoya; ideales para hacer este tipo de preparación en casa.

 

“Recuerdo que mis tías hacían almíbar con canela y clavos de olor para Navidad y eso lo incorporaban al ponche, pero ahora estamos más pendientes de los excesos, entonces no hacemos estas mezclas y también evitamos agregar tanta azúcar, ahora le ponemos stevia o endulzante”, finalizó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>