Nutricionista recordó la importancia de beber agua: ayuda a eliminar los desechos y a lubricar las articulaciones

 

 La profesional de la Clínica Bupa Antofagasta, recomendó consumir de seis a ocho vasos de agua al día, ya que ésta ayuda a que el cuerpo funcione correctamente, en especial en verano donde las temperaturas aumentan la sudoración.

 

La importancia de beber agua recordó la nutricionista de la Clínica Bupa Antofagasta, Katherine Bugueño, destacando que este vital elemento es el que ayuda al cuerpo a mantener la temperatura, eliminar los desechos y lubricar las articulaciones, siendo indispensable para el bienestar.

 

La profesional aclaró que en verano las altas temperaturas hacen que la sudoración aumente, provocando mayor pérdida de agua y haciendo aún más indispensable el estar hidratado.

 

“El agua representa la mitad del peso de nuestro cuerpo, ahí radica la importancia de ella. Es importante saber que estamos constantemente perdiendo agua; al ir al baño, al sudar, al respirar, al enfermarnos con vómitos y diarreas. Si no sustituimos este aporte líquido, corremos serios riesgos de sufrir una deshidratación”, explicó.

 

Por ello, aconsejó consumir de seis a ocho vasos de agua al día. “Una de las maneras de saber si estamos suficientemente hidratados, es revisando nuestra orina. Si esta no tiene color o es levemente amarilla, significa que la persona se encuentra hidratada. Si esta es amarillo oscuro, es un signo de deshidratación”.

 

Además, recordó que en el caso de quienes practican deporte o sufren una enfermedad es fundamental estar hidratados y recomendó: mantener al alcance una botella de agua, por opción personal se le puede agregar una rodaja de fruta para mejorar su sabor; asegurarse de beber antes y después de realizar ejercicio; también es recomendable consumir agua al sentir hambre, pues muchas veces la sed se confunde con hambre; y en caso de tener problemas para recordar beber agua, hacerlo en base a un horario.

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.