Muy práctico: cómo cuidar tu pelo en verano

Seguro que en tu cartera no falta el protector solar para tu piel. ¿Y para tu pelo? La piel suele convertirse en la destinataria de todos nuestros mimos con la llegada del verano. Pero no podemos olvidar que el pelo también sufre los efectos del sol, pues es una de las partes más castigadas en los meses de calor. Los rayos solares, sumados a los efectos del agua del mar, el cloro de las piscinas, la arena o el viento, resecan y desvitalizan el pelo y maltratan el color, el volumen y el brillo. Su aspecto se vuelve áspero y apagado, agravándose aún más en el caso de los cabellos permanentados y coloreados o con mechas, que son especialmente sensibles a estas agresiones. Vamos a intentar darte las claves para intentar prevenir este problema.

¡Más agua!
La radiación ultravioleta afecta a la fibra capilar deshidratándola. Un efecto que tal vez pueda venir bien a los cabellos grasos pero que resulta fatal para el pelo seco. En este caso se deberá recurrir a protectores solares nutritivos que aporten agentes acondicionadores para compensar la deshidratación.

Cambios de color
La acción del sol sobre el cabello hace que éste se aclare notablemente, algo que se aprecia especialmente en los niños, cuyo pelo se aclara a mayor velocidad que el de los adultos. Se trata de un efecto que, incluso, puede resultar favorecedor para quienes tienen el cabello castaño claro o rubio natural.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.