«

»

Ministros de Obras Públicas, Energía y Agricultura, junto a Endesa y regantes, firman convenio para mejor uso de aguas del Lago.

En el contexto de la sequía que afecta al país, convenio permitirá asegurar necesidades de riego de 117 mil hectáreas, junto con la operación de la más importante fuente de energía hidroeléctrica del país, y además permitirá ir creando una reserva del vital elemento.

 

Los ministros de Obras Públicas, Alberto Undurraga, de Energía, Máximo Pacheco; y de Agricultura, Carlos Furche, junto a los máximos representantes de Endesa Chile y de organizaciones de regantes locales, firmaron un convenio por la recuperación y uso eficiente del Lago Laja, la más importante fuente de energía hidroeléctrica del país y cuyas aguas también sirven a un relevante comunidad de productores agrícolas.

 

En el citado sistema hídrico conviven las necesidades de riego de 117 mil hectáreas agrícolas; la generación de 1.150 MW de energía; nuevas inversiones del Estado asociadas al riego (Laja Diguillin y embalse Zapallar); la actividad turística y el uso combinado de tres fuentes de agua: río Diguillín, río Laja y Lago Laja.

 

En la actividad, participaron también el Intendente de la Región del Bíobio, Rodrigo Díaz, el gerente general de Endesa Chile, Valter Moro- quienes valoraron sentidamente el acuerdo- y representantes de diversas organizaciones de regantes. El acuerdo es un ejemplo de coordinación para efectos de la utilización de los recursos hídricos, en el contexto de la sequía que afecta al país, y se trata del más importante a nivel nacional en su tipo.

 

El Ministro Undurraga destacó que “con este acuerdo todos ganan. En primer lugar, gana el lago, porque se plantea expresamente la voluntad de aumentar su volumen y se toman medidas para ello; ganan los regantes, porque aseguran agua en meses de riego y en el mediano plazo; gana Endesa, porque dispone de agua con mayor flexibilidad y va asegurando una mayor estabilidad de abastecimiento a mediano y largo plazo; y gana el sistema eléctrico, porque se genera una mayor capacidad de respuesta ante eventuales situaciones de dificultad”.

 

Por su parte, el Ministro de Energía, Máximo Pacheco, sostuvo que “quiero destacar el valor del convenio del Lago Laja como instrumento para administrar el bien común y asegurar un manejo adecuado y sustentable para los distintos requerimientos y necesidades relacionadas con estas aguas, como la generación de energía y la agricultura”.

 

En tanto, el Ministro de Agricultura, Carlos Fourche, indicó que “lo que se formaliza hoy tiene importancia en varios sentidos. A los regantes les garantiza que en el futuro tendrán recursos hídricos disponibles para desarrollar sus actividades productivas sin grandes contratiempos y que, en caso de que se produzca escasez hídrica o menos precipitaciones, esto será compartido entre todas las actividades productivas y no solamente por la agricultura.

Creo que este proyecto que data de 1958, con condiciones que han cambiado enormemente desde esa fecha,  también tiene una importancia simbólica porque abre un camino para que en otros lugares, en que hay situaciones parecidas, podamos encontrar fórmulas de solución que permitan la convivencia armónica entre las distintas actividades productivas”.

 

El acuerdo firmado permitirá extraer 700 hectómetros cúbicos (hm3) fijos y 200 hm3 variables, dependiendo de las condiciones hidrológicas del lago. De ellos, 300 hm3 serán destinados a riego y 300 hm3 a energía, quedando 100 hm3 en combinado, por si fuere necesario. Además se acordó  hacer un balance al final de la temporada, cuyas fechas de medición sean simétricas (dos en primer semestre, dos el segundo semestre), y con ello recoger en dichas mediciones resultados tanto de los deshielos de la época estival, como de las lluvias durante el otoño-invierno.

 

La reserva (o ahorro) que producirá el acuerdo, dado que antes eran autorizados niveles de extracción más altos y con niveles fijos (sin flexibilidad), garantizará la temporada de riego para este año y para el próximo; y también representará mayor estabilidad para efectos del sistema eléctrico nacional, en una mirada de mediano y largo plazo.

 

El Lago Laja, al 1 de diciembre de 2015, se encuentra acumulando un volumen de 1.416 millones de metros cúbicos. En comparación con el año 2014, a la misma fecha, el Lago cuenta con 76,5 millones de metros cúbicos adicionales, que es equivalente a prácticamente toda la capacidad del embalse Ancoa en la Región de El Maule, y aún le falta recoger los efectos de los mayores deshielos esperados esta temporada. Sin embargo, tal capacidad representa sólo un 25% del volumen útil del lago, lo que revela la necesidad de distribuir adecuadamente su uso.

 

En la oportunidad, el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, anunció- ante consultas de los regantes-, que el Embalse Zapallar se encuentra dentro de los embalses priorizados por el Ejecutivo y que el avance en su concreción dependerá del ritmo que desarrolle el proceso en la región y que además la idea es ir avanzando en un cambio definitivo del convenio que desde 1958 rige para efectos de distribución de las aguas en el Lago Laja.

Francia Lizama Fernández.

Periodista de obras públicas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>