Los delfines y las ballenas “hablan”, usan “nombres” y hacen vida social entre sí

“Tienen rasgos conductuales sociales y cooperativos muy sofisticados, similares a muchos de los que se ven en la cultura humana”, mientras que “aquellos animales que pertenecen a especies solitaria so que se mueven en grupos pequeños tenían los cerebros más pequeños”, dice la publicación sobre el concepto de “cerebro social”.

 

Esto explicaría por qué los delfines cuidan crías ajenas, pasan jugando gran parte de su tiempo (lo que es una actividad cultural compleja) o por qué los delfines cuello de botella usan pequeñas herramientas. También se transfieren técnicas de caza (trabajo colaborativo) y cazan de forma cooperativa.

http://www.soychile.cl/Santiago/

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.