«

»

La Misa a la Chilena, una tradición de los campos

 

 

Suele realizarse en las zonas rurales en Navidad, pero su origen no está muy claro. Por lo mismo,  quisimos investigar más en la historia de esta típica ceremonia religiosa nacional.

 

Es ya una tradición que en los campos de Chile se eleven alabanzas a Dios mediante la realización de la llamada “Misa a la Chilena”. Los arpegios de guitarra, los sonidos de las arpas y los tormentos llevando el compás, sin duda que le dan otro tenor al acto litúrgico, en cuyos inicios  quisimos indagar.

 

De los orígenes de esta celebración, el obispo , monseñor Carlos Pellegrin Barrera, cuenta que nace fruto de la renovación litúrgica de la Iglesia Católica a partir del Concilio Vaticano II, iniciado en 1962 y finalizado en 1965.

 

“Recordemos que hablamos de comienzos de los años 60, momento en que la Iglesia decide utilizar la lengua vernácula (aquella que habla cada persona en su país de origen), dejando de lado el latín. Eso incluye usar la liturgia y la música local típica de cada cultura”, cuenta agregando que dicha decisión hace cambiar la música litúrgica según cada país, proceso al que América Latina no quedó ajeno.

 

La autoridad eclesiástica añade que desde hace mucho tiempo se usan también instrumentos musicales de la cultura nacional. Antiguamente no se usaba la guitarra porque el instrumento tradicional era el órgano y ahora si se usa en muchos lugares. Lo mismo aplica para el arpa, la pandereta y otros artilugios musicales típicos de nuestras tradiciones folclóricas.

 

Monseñor Carlos Pellegrin agrega que sólo el estilo musical folclórico diferencia a la Misa a la Chilena de aquella tradicional. “Hay que decir que para que sea una misa legítimamente aceptada por la Iglesia, ésta tiene que tener el texto de la misma ceremonia. Por ejemplo, cuando cantamos las canciones litúrgicas ya conocidas, tiene que ser el mismo texto pero con tonos folclóricos”, puntualiza.

 

El obispo  cuenta que la Misa a la Chilena se puede celebrar siempre, en cualquier lugar y momento. Según explica, generalmente se asocia más en Fiestas Patrias, aunque también se puede utilizar en algún Tedeum para dar gracias por la Patria. “Cada vez que hay cercanía a nuestra cultura, como por ejemplo una misa en la medialuna o en lugares campestres, es posible celebrarla”, finaliza.

La obra de Vicente Bianchi

Cuenta la historia que el afamado compositor chileno Vicente Bianchi tuvo la fortuna de escuchar la “Misa Luba” y la “Misa Bantu”, ceremonias africanas que aún enmarcadas en los ritos católicos, se matizan con música y ritmos propios del continente negro. Fue ahí que comenzó a gestarse la idea de crear la llamada Misa a la Chilena.

Con la autorización del Concilio Vaticano II para celebrar misas en lengua vernácula, la idea de Bianchi recibió el espaldarazo necesario. Claro, en aquel entonces la idea se vio truncada porque todos los textos religiosos estaban en latín, por lo que mezclar aquello con ritmos del folclore chileno no habría resultado muy ameno que digamos.

 

Junto a su amigo Jorge Inostroza, Bianchi llevó el cuadernillo con la misa terminada a un sacerdote salesiano conocido de ambos. Luego de tararearla al piano, el cura quedó tan entusiasmado que llamó a sus pares para que tomaran razón de lo que realizaban. En ese momento, llegó al lugar el Cardenal Raúl Silva Henríquez, quien vio la iniciativa con buenos ojos.

 

Pese a las voces más conservadoras que se oponían a una acción religiosa tan liberal, el propio cardenal estrenó la “misa a la chilena” en la Capilla Santa Adela hacia 1965. De ahí en adelante, todo fue más sencillo y la idea se masificó a los campos de Chile, cultivándose la tradición hasta los días actuales.

 

La “misa a la chilena” original se compone de cinco partes: Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus y Angus Dei, además del Aleluya Final. Cada pasaje se matiza con ritmos de la zona central en una obra que fue traducida al inglés, sueco y alemán

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>