La glándula “dormida” que podría explicar por qué siempre estás cansada y tienes frío

Quienes padecen hipotiroidismo pueden tardar años en ser diagnosticados porque los síntomas aparecen muy lentamente y además son fácilmente achacables a los hábitos y presiones de la vida diaria.

 

El aumento de peso, el cansancio, el desánimo y la sensibilidad al frío son algunos de los síntomas más comunes entre quienes padecen hipotiroidismo.

 

Estas señales suelen aparecer lentamente y los pacientes pueden achacar algunos de estos síntomas a los hábitos y presiones del día a día.

 

Por eso quienes padecen hipotiroidismo pueden tardar años en ser diagnosticados.

 

Pero si no se trata, puede generar complicaciones como cardiopatías, bocio, problemas con el embarazo y una enfermedad grave y potencialmente letal pero muy rara, llamada coma mixedematoso.

 

El hipotiroidismo afecta sobre todo a las mujeres, concretamente a una de cada 70, según la estimación del servicio de salud pública del Reino Unido, el NHS, y también lo pueden padecer los niños.

 

Pero en el caso de los hombres solo afecta a 1 de cada 1.000.

 

Como el pedal del acelerador

 

La tiroides es una pequeña glándula en forma de mariposa situada en el cuello, en frente de la tráquea.

 

Es un poco como el pedal del acelerador del coche, según le explicó a la BBC el doctor Anthony Toft, ex presidente de la Asociación Británica para la Tiroides.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.