«

»

Infartos: cómo disminuir los factores de riesgos y saber reconocer síntomas

 

 El dolor torácico intenso y prolongado es el síntoma más común, pero también hay otras señales que te pueden ayudar a distinguirlo.

 

Una de las principales causas de muerte en el mundo son las patologías cardiovasculares. Dichas enfermedades se pueden prevenir si las personas actúen sobre los factores de riesgo y para eso hay que hacerse chequeos médicos, evaluar con antelación posibles síntomas y llevar una vida sana.

El cardiólogo coordinador de la Unidad de Terapia Endovascular de Clínica Vespucio, Diego Godoy, precisó que es fundamental disminuir esos elementos de riesgo. ¿Cómo se logra?: “Suspender el consumo de tabaco, aumentar la actividad física y mantener un control adecuado de enfermedades como es el caso de la diabetes, hipertensión arterial, alteraciones del metabolismo de las grasas y otras”, explicó el profesional.

Y agregó que hay que considerar la mala alimentación como un elemento importante, “ya que el sobrepeso y la grasa son enemigos del corazón”.

El doctor conversó sobre el infarto agudo al miocardio (IAM), uno de los más comunes. El principal síntoma es un dolor intenso en el pecho, como una presión que se irradia a los brazos y a veces, al cuello y espalda.

El infarto da cuando se obstruye de forma brusca y rápida un vaso sanguíneo del corazón. “Con esto, hay una interrupción del flujo de la sangre y la posterior muerte de una parte del músculo de este órgano, ya que al carecer de oxígeno durante mucho tiempo, el tejido de esa zona no se vuelve a regenerar”, sostuvo.

Las arterias coronarias acumulan colesterol al interior de sus paredes en forma de placas, las que crecen a medida que pasa el tiempo, dificultando el paso de la sangre, lo que desencadena finalmente un infarto.

 

Aunque el dolor torácico intenso y prolongado es el síntoma más común, también hay otros signos a los que hay que estar alerta, tales como: dificultad para respirar, dolor en el pecho que se extiende al cuello o la mandíbula, sudoración, palidez, mareos y en otras ocasiones podrían aparecer náuseas, vómitos y desvanecimiento.

 

Tratamientos: para poder realizar un diagnóstico oportuno se han desarrollado estrategias como la terapia endovascular, uno de los procedimientos más avanzados para ayudar a resolver todo tipo de patologías coronarias.

 

Este método abarca el diagnóstico precoz y el tratamiento invasivo oportuno. Asimismo y posteriormente al evento, el programa de rehabilitación cumple un papel relevante para el adecuado progreso del paciente.

 

La terapia involucra un tratamiento multidisciplinario y se realiza a través de una punción percutánea vascular, “mediante catéteres y guías que logran alcanzar la zona afectada y, posteriormente se implantan diversos dispositivos para tratar de forma exitosa y permanente una amplia gama de enfermedades cardiovasculares”, concluyó el doctor.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>