¿Es mejor tomarte una cervecita antes que el vino para combatir la resaca?

Una hermosa caña junto a una copa de vino tinto.

Son muchas las falsas creencias que rodean a las bebidas alcohólicas: desde la mentira mil veces repetida de que una copa de vino es buena para el corazón hasta que el licor de hierbas después de comer es un magnífico digestivo. Sin embargo, los mitos relacionados con el alcohol no sólo se ciñen a sus presuntas propiedades beneficiosas, sino que existen verdaderos rituales a la hora de jerarquizar su consumo. De hecho, muchas personas piensan que, puestos a mezclar, siempre es mejor tomarse una cervecita antes de pasar al vino ya que nuestras resacas serán mucho menos intensas.

No es verdad. O, al menos, eso es lo que dice un estudio que acaba de ser publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition. El trabajo, realizado por investigadores de la Universidad de Witten / Herdeck (Alemania), pretendía comprobar si el dicho anglosajón “Beer before wine and you’ll feel fine, wine before beer and you’ll feel queer” (en castellano, “la cerveza antes del vino y te sentirás bien, vino después de la cerveza y te sentirás raro”), era cierto o se trataba de otro infundio más sin evidencia científica, que se ha ido extendiendo gracias al boca-oreja.

https://www.elespanol.com/

8

Agregar un comentario

Your email address will not be published.