EL ESTRÉS DE FIN DE AÑO PODRÍA INFLUIR EN LA FERTILIDAD

  • Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, las mujeres con altos niveles de ansiedad ovulan un 20% menos, sus óvulos fecundan un 30% menos y son un 20% más proclives al aborto

 

En el caso de los hombres, el estrés repercute en la actividad hormonal que regula la función testicular, lo que puede disminuir la producción de espermatozoides

El último trimestre del año – y sus múltiples actividades asociadas-, indican que es una etapa de mucho estrés, tanto en el ámbito laboral como personal. Este es un factor a tener en cuenta por aquellas parejas que buscan concebir un hijo, ya que la ansiedad y preocupación mental puede afectar la capacidad de engendrar.

 

Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, los altos niveles de estrés pueden cambiar los niveles hormonales en las mujeres, causando ovulación irregular y espasmos en las trompas de Falopio, esto puede alterar la fertilidad. También se ha encontrado que en pacientes con altos niveles de estrés se producen contracciones uterinas, que aunque la mujer no las sienta, pueden afectar la implantación de los embriones. Asimismo, en el caso de los hombres, los altos niveles de estrés pueden disminuir la producción de espermatozoides.

Consultado al respecto, el doctor Carlos Troncoso, director de Clínica IVI Santiago, menciona que: “En cierta medida sí que puede influir. Las situaciones de estrés tienen repercusión en la actividad hormonal, y esta a su vez regula la función testicular, con lo cual sí que puede disminuir la producción de espermatozoides”.

 

“Además de estos efectos directos, el estrés también puede suprimir la libido, o ser la causa de la disfunción eréctil, dando como resultado una reducción en la frecuencia de relaciones sexuales, que a su vez podría reducir la fertilidad. Por otro lado, en muchas ocasiones y en respuesta al estrés, tanto mujeres como hombres comienzan a comer en exceso lo que conlleva a que aumente el número de células de la grasa, perturbando el equilibrio hormonal y afectando de esta manera a la fertilidad”, revela el Doctor Troncoso.

 

Estrés: cómo identificarlo y luchar contra él

“Además del estrés asociado a fin de año, a las parejas que están buscando un embarazo se les suma toda la ansiedad de este proceso, por lo que es muy importante reconocer cuando se está frente a un cuadro de estrés y poder manejarlo”, asegura el especialista, quien está a cargo de IVI Santiago desde hace más de una década.

 

Una persona estresada es una persona que:

 

  • Siente pérdida de interés en sus actividades regulares
  • Posee altos niveles de ansiedad
  • Disminuye la habilidad para cumplir tareas
  • Tiene cambios en sus hábitos de sueño (dificultad para dormirse, despertarse antes de tiempo, dormir más de lo usual)
  • Presenta cambios en el apetito o peso (aumento o disminución de peso)
  • Siente depresión por períodos prolongados de tiempo
  • Se ha alejado de sus amigos, de su familia y colegas
  • Tiene pensamientos persistentes de pesimismo o culpa, amargura o rabia

Cómo combatirlo

Hay algunas estrategias para reducir el estrés, como nos comenta la Psicóloga especialista en Reproducción Asistida Daniela Vargas de la Unidad de Apoyo Psicológico de IVI Santiago.

  • Aceptar la situación: Identificar los sentimientos y asumir que es normal en estos casos sentirse triste o frustrada. Modificar estos pensamientos negativos y pensar que casi todo problema tienen una solución, generar una actitud más positiva y centrarse en encontrar el remedio
  • Apoyarse en la pareja: Se trata de un problema que afecta a los dos pero cada uno lo enfrenta de una manera diferente, por ello los psicólogos advierten que es importante respetar las emociones del otro sin juzgarlas
  • Controlar el estrés: En estos casos lo más recomendable es consultar con un especialista si se tiene un alto nivel de ansiedad. La asistencia psicológica puede ser de gran ayuda, los psicólogos pueden darte una serie de técnicas de autocontrol para combatir el estrés y disminuir la carga emocional. También el trabajo puede afectar a tu fertilidad y se puede recurrir a otras terapias naturales como el yoga, la acupuntura y la homeopatía
  • Intentar continuar con la vida normal y buscar nuevas aficiones: Mantener la mente ocupada en actividades que nos resulten agradables ayuda a disminuir la ansiedad y a no vocalizarse únicamente en conseguir el embarazo.

 

¿Cuándo se habla de infertilidad?

 

Se estima que en Chile un 15% de las parejas tiene problemas para lograr un embarazo, por lo que se sugiere visitar a un especialista “después de un año de relaciones sexuales regulares sin embarazo. En caso de edades más avanzadas, es decir, sobre los 35 años, se recomienda consultar después de transcurridos seis meses de relaciones sexuales sin lograr un embarazo”, indica Troncoso.

 

 

Datos de Clínica IVI:

 

IVI nació en 1990 como la primera institución médica en España especializada íntegramente en reproducción humana. Desde entonces ha ayudado a nacer a más de 160.000 niños, gracias a la aplicación de las últimas tecnologías en Reproducción Asistida. A principios de 2017, IVI se fusionó con RMANJ, convirtiéndose en el mayor grupo de Reproducción Asistida del mundo. Actualmente cuenta con más de 65 clínicas en todo el mundo y es líder en Medicina Reproductiva. https://ivi.es/ –  https://www.rmanj.com/

 

IVI Santiago es una clínica especializada íntegramente en reproducción asistida presente en Chile desde 2007, dirigida por el Dr. Carlos Troncoso Reyes.

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.