«

»

El difícil aprendizaje de la modestia.

Los chilenos no nos podemos quejar de letargo. Cada día conocemos algo que nos  sorprende.  Por desgracia, en el último tiempo la mayoría de las sorpresas han sido desagradables.  Casi todas relacionadas con la parte oscura del ser humano. Esa que nos lleva a creer que el fin justifica los medios. Y ese fin casi siempre es el poder, el imponerse sobre el otro en una competencia desleal o, por lo menos, marcadamente desequilibrada. Es el caso de las colusiones de grandes empresas -farmacias, papel, pollos, etc.- y de profesionales -empresas conformadas por médicos, por ejemplo- para sacar beneficios. Aquí el Estado es secundario -perdón, subsidiario- y tiene que respetar sin vacilaciones las leyes del mercado, que no son parejas. Que se pueden manipular al

arbitrio de quienes manejan el poder.

http://www.agenciadenoticias.org/el-dificil-aprendizaje-de-la-modestia/

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>