Día Mundial del Autismo, una jornada de azul

Dos manos sosteniendo una pieza de rompecabezas cada una.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno de origen neurobiológico que da lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y la conducta y, a diferencia de muchos otros síndromes, no se le asocia ningún rasgo físico característico que permita identificar a las personas como portadoras.

Eso hace que sus conductas –a veces disruptivas, extrañas y aparentemente rupturistas– sean cuestionadas por la población general y tantas veces transferidas a los padres o cuidadores como culpables de no saber “controlar” e incluso “educar” a sus hijos. 


http://latribuna.cl/noticia.php?id=MjkxOTY=

Agregar un comentario

Your email address will not be published.