Conoce cuáles son los diferentes tipos de mamás

Si bien es difícil establecer una categorización de las madres, pues hay múltiples tipos de crianza, es factible distinguir entre las formas de apego que se establecen entre mamá e hijos.

 

Ayer  se celebró el Día de la Madre y los especialistas, aseguran que una buena recomendación para la maternidad, es dejarse llevar por la intuición. Ello genera que haya muchas madres distintas, con diversos métodos de crianza.

 

Según la sicóloga de la Universidad del Pacífico, Sofía Fiedler, intentar alcanzar la perfección en la maternidad, es una trampa. “Hablar de la madre perfecta es casi un factor de ansiedad, ya que muchas madres sienten esa inseguridad día a día. Cada una es madre y va a intentar hacer lo mejor con su hijo, con los métodos que ella considere efectivos” dijo.

 

La especialista, además plantea que la crianza que reciben las niñas y adolescentes también es determinante en el tipo de madre que serán con posteriordad.

 

Respecto de una posible clasificación de tipos de madres, Fiedler plantea que es difícil realizar una categorización, considerando que “hay muchos tipos de crianza” y sostiene que es mejor distinguir entre los tipos de apego que se generan entre madres e hijos.

 

Uno de ellos, señala, es el apego seguro, donde hay una crianza afectuosa, con cariño y respeto. Los niños tienen la capacidad de poder estar con su madre. Ante la separación de ella, los niños pueden sentir algo de angustia, la exploración puede decaer, sin embargo, al regreso de ella, el niño siente una enorme alegría y confianza, activando conductas de apego”, dice Fiedler.

 

También hay apegos ansiosos o ambivalentes, donde la madre sobreprotege al niño evitándole espacios de exploración. “Ello hace que exista una enorme ansiedad del niño cuando hay una separación de la madre y al regresar. Acá el tipo de relación es más bien de abandono, es decir, el niño se preocupa de no volver a perder a la madre, manteniéndose lo más próximo a ella”.

 

Fiedler también distingue el denominado apego equitativo, donde se genera un apego más bien indiferente de parte del niño. La sicóloga sostiene que se trata de una crianza independiente, en el que la madre no presta mucha atención al niño y que “ ante la ausencia y presencia de la madre, no exista un gran interés del niño por ella”.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.