«

»

Cómo preparar galletas de navidad

Cómo preparar galletas de navidadNavidad, Navidad. La época favorita del año, en la que ya hemos escrito nuestras respectivas cartas al Viejito Pascuero y nos encontramos en espera que el haber sido niños buenos durante este año nos traiga esos regalos que tanto queremos.

 

Y como es tradición, debemos esperar al Viejito con algo, por lo que hemos echado mano a nuestro milenario libro de recetas y hemos desempolvado una que descansaba desde hace un tiempo, las clásicas galletas de Navidad en base a jengibre. El sabor sigue siendo único (para bien), y ahora incluso mejoramos la decoración, por lo que creamos la combinación perfecta para estas fiestas.

 

Ingredientes – Para la masa:

  • 3 y 1/2 tazas de harina con polvos de hornear (opcionalmente puede ser harina sin polvos de hornear y echar los polvos aparte).
  • 1 y 1/2 taza de azúcar flor.
  • 250 gramos de mantequilla (opcionalmente puede ser margarina).
  • 1 huevo.
  • Esencia de vainilla.
  • Canela en polvo (a gusto).
  • Clavos de olor en polvo (a gusto).

 

Ingredientes – Para el glaseado:

  • 1 clara de huevo.
  • Azúcar flor.
  • Colorante vegetal.
  • Lápices para decorar (opcionales, para hacer líneas más finas).
  • Mostacillas, chips de chocolate, coco rallado, decoración de chocolate (opcional).

Además, idealmente es bueno contar con algunos moldes de tamaño mediano para cortar las galletas (se pueden comprar en supermercados o tiendas de repostería).

 

Con esta receta salen aproximadamente unas 50 galletas.

¿Cómo lo hago?

1.- Lo primero que debemos hacer, es cernir toda la harina en un bol. Esto podemos hacerlo con la ayuda de un colador, agregándola y dándole golpes por un costado para que se vayan eliminando los grumos al caer. Una vez que la hayamos cernido por completo, agregamos el azúcar flor (opcionalmente podemos cernir también, aunque es menos necesario ya que por defecto viene fina y sin grumos):

 

2.- Abrimos el huevo y lo batimos en un recipiente pequeño:

3.- En otro recipiente, echamos la mantequilla (a temperatura ambiente, e incluso un poco derretida) y la revolvemos hasta disolverla. Luego añadimos a esa mezcla 1 cucharada de esencia de vainilla y el huevo que batimos recién:

4.- En el recipiente donde tenemos la harina, agregamos la canela en polvo, clavos de olor y el jengibre. De la misma forma, incorporamos la mezcla que hicimos en el paso anterior (la mantequilla con el huevo y la vainilla). Con una cuchara de palo o un mezquino de goma, revolvemos hasta formar la masa:

5.Una vez que tengamos eso, amasamos y moldeamos para que nos quede compacta, c

6.- Llevamos la masa al refrigerador en el mismo bol (pueden cubrir con un paño de cocina) y dejamos ahí por unos 30 minutos aproximadamente.

7.- Luego de los 30 minutos, retiramos y comenzamos a estirar con al ayuda de un uslero o una botella limpia, hasta que la masa tenga un grosor no superior a 3 a 5 milímetros. De todas formas el grosor es opcional, en caso de preferir galletas más gruesas, podemos aumentar. Lo importante es recordar que la masa tiene harina con polvos de hornear, por lo que subirá un poco al meter las galletas al horno.

En caso de que la masa quede un poco resbalosa y cueste estirar, un buen truco es ubicarla entre 2 trozos de papel aluminio y forrarla. Esto le dará un poco de fricción y nos permitirá estirar sin problemas.

8.- Con la ayuda de los moldes (o un cuchillo si no tenemos moldes a mano), marcamos y cortamos la masa para ir creando las galletas. Al cortar las iremos ubicando sobre una bandeja de horno con papel aluminio, para que no se peguen. Si no contamos con papel aluminio, podemos enmantequillar o aceitar la bandeja del horno:

9.- Precalentamos el horno por unos 5 minutos a una temperatura de 180º C y luego introducimos la bandeja con las galletas. Las dejamos hornear por unos 10 a 15 minutos a 180º Cy las sacamos. Podemos ir comprobando que ya están bien al tocarlas y ver que la masa no está húmeda ni esponjosa. De ser necesario, las volvemos a meter y horneamos por unos minutos más.

Una vez que estén listas, debemos dejarlas enfriar antes de decorar. Esto, dependiendo de la temperatura ambiente, debería tomar entre 60 y 90 minutos.

10.- Para empezar la decoración, empezamos haciendo un glaseado mezclando en un recipiente 1 clara de huevo y azúcar flor. La cantidad de azúcar flor depende de la consistencia que vaya tomando el glaseado. Lo ideal es que quede líquido para poder esparcir sin problemas por las galletas, por lo que habrá que ir ajustando según como vemos en la imagen:

Lo importante es tener en cuenta que el glaseado se endurece al pasar los minutos. Por ello, solo debemos prepararlo cuando estemos listos para decorar, ya que así será mucho más fácil manipularlo. En caso de que se endurezca, podemos calentarlo a baño maría.

11.- Con el glaseado listo (y recordando que se endurece muy rápido así que no debemos demorarnos mucho), lo separaremos en 3 recipientes distintos y le agregaremos algunas gotas de colorante para tener colores distintos para la decoración. En este caso dejaremos un poco de blanco para hacerle una base a las galletas, amarillo, azul  y utilizaremos algunos lápices de decoración (se pueden comprar en supermercados o tiendas de repostería) para hacerles detalles.

Y luego de decorar, tenemos nuestras galletas de navidad:

Opcionalmente para la decoración podemos poner un poco de mostacillas, coco rallado, decoraciones o chips de chocolate. Cualquier cosa que se nos ocurra estará bien, mientras mantenga el sabor que le dará el jengibre, clavos de olor y la canela.

Así que a disfrutar y sorprender a nuestros seres queridos con galletas navideñas para estas fiestas.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>