«

»

Columna de Opinión: Censo 2017; Una Necesidad Social

Cuando un Gobierno como el de Sebastián Piñera, se propuso realizar el “El Mejor CENSO de la Historia” en 2012, y termina en un rotundo fracaso, siendo incluso, declarado como ilegal por parte de la Contraloría General de la República, es porque sencillamente las cosas no se hicieron a la altura de las necesidades de un país, que ha cambiado profunda y radicalmente en los últimos 15 años. La mirada de mercado en el CENSO de 2012, poniendo en el centro cifras abstractas y no la consideración de su contenido para lo importante: que es la mirada social, nos hace entender que un Gobierno de Derecha o Neoliberal, no busca catastrar para apuntar a mejorar la política social pública del país, sino más bien busca solo ratificar una realidad inexistente.

Pero además del enfoque de mercado del “Mejor CENSO  de la historia”, tuvo groseras fallas en su realización. Así lo dejó de manifiesto en su oportunidad una comisión externa del INE, que señaló como errores y fallas, por ejemplo: el escaso tiempo de preparación, el bajo presupuesto, el clima al interior del organismo ejecutor, la imputación de hogares no censadas o censadas por otros, errores en el cuestionario, entre otros fallas inaceptables para nuestra realidad como país, fueron las que se evaluaron en su  momento por dicha comisión.

Sin duda, que hoy el contexto es distinto. Por lo menos desde el punto de vista de la importancia que se le atribuye al CENSO desde el Gobierno a la ciudadanía.

Nos sumamos a ese enfoque. El CENSO tiene una importancia Social profundamente relevante. Y hoy en un contexto en donde la Formación Ciudadana o Cívica, en donde el ciudadano, comienza a recuperar su importancia, un acto cívico como el CENSO, adquiere mayor  significancia aún.

Atrás queda la ineficacia del Gobierno Empresarial de Pìñera, con una ciudadanía apática en ese CENSO 2012, y nos quedamos hoy, ad portas del CENSO 2017, con una gran cantidad de jóvenes estudiantes, secundarios y universitarios, que con gran entusiasmo y compromiso, serán parte de este importante ejercicio ciudadano.

Nuestra  participación activa en este proceso, es necesaria porque solo así se podrá saber cuántos somos, cómo somos y dónde y cómo vivimos. De ese modo, se podrán tomar –debe ser así- decisiones que apunten a generar mejores condiciones de vida para nuestra gente, para nuestro pueblo. No podemos ser ajenos a ello. Hoy nuestro nivel de exigencias, de demandas es mayor, pues entonces, mayor deberán ser nuestros compromisos  en profundizar nuestro conocimiento de la realidad, y así aportar a los procesos democratizadores que se impulsan con fuerza, aunque a veces toman pequeños recreos.

La ciudadanía, este 19 de abril, dará ejemplo de acción cívica, se posicionará por sobre esa élite política que no pretende mayores cambios, que apuesta por no reducir la jornada laboral a 40 horas, que apuesta por aumentar la edad y el porcentaje de cotizaciones para la previsión, que no le interesa universalidad en la educación superior, que es indolente frente a la realidad concreta de nuestra sociedad. La ciudadanía, y por sobre todo los jóvenes, darán ejemplo de cómo se deben hacer la cosas, de cómo se debe avanzar.

Al fin del pasillo, se escuchará con voz sin fuerza, eso de no censarse mientras no se acaben las AFP. Una irresponsabilidad, entendiendo que el CENSO es una Necesidad Social.

 

RICARDO ALEXIS RUBILAR PARRA
Profesor de Historia y Geografía
Licenciado en Educación
Universidad de Concepción, Chile.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>