Calambres: Qué son y cómo evitarlos

Intensos, dolorosos y sorpresivos son estas contracciones musculares que no distinguen sexo ni edad.

 

Sedentarismo, falta de ejercicio, permanecer sentado o de pie durante un largo periodo, entre otros, son algunos de los factores que pueden influir en la aparición de  los calambrescontracción involuntaria y dolorosa, de leves a intensas, de un músculo que dura poco tiempo.

 

“Estas molestias, asociadas a la insuficiencia venosa, tienen un claro predominio en verano, porque con el calor las venas se dilatan, las várices (en caso de tenerlas) son más visibles y la insuficiencia venosa se vuelve más sintomática”, sostiene el cirujano vascular de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Alejo Chávez.

 

Generalmente, los calambres tienen un origen desconocido; sin embargo, el cirujano vascular asegura que la causa básica es una hiperexitación de los nervios que estimulan los músculos, la cual podría ser originada por diversos factores, como una actividad física vigorosa, deshidratación, embarazo, trastornos hidroelectrolíticos ―principalmente disminución de calcio y magnesio―, alteraciones metabólicas ―como diabetes, hipotiroidismo y alcoholismo―, enfermedades neurológicas (Parkinson o enfermedades primarias de los músculos), insuficiencia venosa y várices en las piernas, y largos periodos de inactividad.

 

Estas molestias musculares se manifiestan en aproximadamente el 60% de los adultos y en el 7% de los niños, y se presenta normalmente más en mujeres que en hombres, aumentando la prevalencia con la edad.

 

Asimismo, hasta un 20% de los pacientes que experimenta calambres en las piernas tiene síntomas diarios lo suficientemente molestos como para dar lugar a la solicitud de atención médica.

 

Es frecuente escuchar consejos sobre el consumo de plátano, ya que contiene potasio, elemento que estaría faltando en el cuerpo y por lo cual se darían estos dolores. No obstante, el especialista asegura que “en realidad los bajos niveles sanguíneos de potasio causan más debilidad y parálisis muscular que calambres. El calcio y el magnesio son causas más importantes y comunes de calambres”.

 

Es por esto que, según la causa del dolor muscular, se analizará cuál es el tratamiento pertinente para cada caso. El profesional detalla que si los calambres se producen por un déficit de calcio y magnesio, se tendrá que corregir la dieta y aumentar el consumo de ellos.

 

Pero si los dolores se asocian a una insuficiencia venosa, los síntomas van a mejorar necesariamente con el uso de medias elásticas o la corrección de un eventual sobrepeso.

 

Además, el doctor Alejo Chávez detalla que mientras dormimos “el pie se halla pasivamente en flexión plantar y las fibras del músculo de la pantorrilla están acortadas casi al máximo, de modo que la estimulación tan desinhibida del nervio conduce al calambre”.

 

 

Qué influye en su aparición y cómo evitarlos

La principal causa de los calambres es la insuficiencia venosa, pero el Dr. Chávez asegura que también puede influir en estos dolores musculares otras causas, como el estilo de vida o antecedentes de trombosis venosa profunda, por lo que el profesional entrega los siguientes consejos:

 

1.-Realizar una buena sesión de estiramiento antes y después de realizar ejercicio.

2.-Buena hidratación. Es muy importante tomar abundante agua.

3.-Evitar ejercicios en días muy calurosos.

4.-Hacer estiramiento 15 minutos antes de dormir.

5.-Dar preferencia a alimentos ricos en calcio y magnesio.

6.-Evitar el sedentarismo.

7.-Evitar cafeína y alcohol en las noches.

No auto-medicarse con suplementos de potasio y magnesio. Esto puede ser peligroso y afectar la función renal de las personas. “Lo mismo ocurre con el uso no controlado de diuréticos, que podría inducir a una mayor pérdida de potasio y desencadenar la aparición de calambres”, indica el experto.

Según explica el Dr. Alejo Chávez, si el calambre ya se produjo, la sugerencia es tratar de estirar el músculo comprometido. “Si ocurre en la noche, intentar ponerse de pie y caminar para elongar las fibras contracturadas; de este modo se favorecerá la irrigación sanguínea y el dolor pasará”, puntualiza el profesional de Clínica Ciudad del Mar.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.