Aprueban más de $ 736 millones para ayudas técnicas de personas en situación de discapacidad

Como una medida histórica fue calificada por las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social y SeActive Imagenadis la aprobación que los consejeros regionales del Biobío dieron al proyecto “Transferencia acceso a tecnologías para la inclusión de personas con discapacidad de la Región del Biobío”, donde en votación unánime se destinaron más de 736 millones pesos que serán destinados a la adquisición de ayudas técnicas y desarrollo de tecnologías para personas en situación de discapacidad (PsD).

 

La instancia nace al alero de la creación de la Corporación Defensa de la Discapacidad de la Región del Biobío y de la instalación de la Mesa de Trabajo Regional de la Discapacidad, esta última liderada por el intendente regional y parte importante de su gabinete donde destacan la presencia de la Seremi de Desarrollo Social y Senadis.

 

Fue así que se trabajó de manera conjunta para generar un proyecto plurianual que contemplara la necesidad de disponer de financiamiento para la adquisición de ayudas técnicas para personas en situación de discapacidad, con fondos regionales. La instancia, una vez tomada cuerpo, fue presentada a los consejeros regionales, los cuales en su sesión del martes de la semana pasada, la aprobaron de manera unánime. El monto adjudicado para el proyecto corresponde a $736.505.000, para ser ejecutado en un plazo de 12 meses de duración. El presupuesto incluye la contratación directa del programa, consultoría y gastos administrativos.

 

Así lo explicó el presidente de CORE, Hugo Cautivo, el que participó de la entrega formal del documento que asegura los recursos al director nacional de Senadis, Daniel Concha, de visita en la zona, junto con el seremi de Desarrollo Social del Biobío, Juan E. Quilodrán y la directora regional de Senadis, Sandra Narváez.

 

“El Consejo Regional ha tenido una conducta invariable en lo que significa avanzar en materia de inclusión y por tanto, cuando se presentó este proyecto por parte de Senadis, hubo un respaldo unánime del consejo porque efectivamente tiene un carácter innovador, en un área que nosotros no habíamos incursionado. Habíamos tenido experiencias en el área de apoyo al deporte paralímpico, pero nos interesa avanzar en el área de inclusión social y laboral, por tanto todo lo que signifique que a través de este proyecto se puedan financiar ayudas técnicas, que de alguna forma puedan favorecer estos objetivos, nos pareció de suma relevancia, por eso el respaldo que hubo. Nuestro compromiso está, por tanto si esta experiencia es bien evaluada por el Ministerio de Desarrollo Social, como por Senadis y el Gobierno Regional, podamos seguir aumentando en los próximos años estos recursos y que se haga ojalá una política permanente en la región”, indicó el presidente del CORE.

 

A pesar de que el Estado financia ayudas técnicas, a través de Senadis, el Ministerio de Salud (Auge-Ges) y Junaeb; cabe indicar, que la oferta es limitada y que a la fecha contempla sólo algunas categorías. Hoy no cubre ni el stock, ni la cantidad requerida por las personas con discapacidad del territorio regional. Es por ello que este proyecto podrá beneficiar a un buen número de PsD de las 54 comunas, dado que no todas las ayudas técnicas existentes en el mercado en la práctica están garantizadas en su acceso a la población más vulnerable de la región por parte del Estado.

 

El director nacional de Senadis, Daniel Concha, valoró el trabajo realizado y la concreción de esta ayuda. “Es una experiencia que tenemos que rescatar, porque nace de la colaboración. La colaboración primero escuchando y dialogando con el Consejo de Defensa de la Discapacidad, que son agrupaciones de la Región del Biobío, donde ellos dicen que hacen falta más ayudas técnicas para personas con discapacidad de manera que puedan ser independientes y autónomas y también con el CORE, con el Gobierno Regional del Biobío que adjudica los fondos al primer proyecto que postula el Servicio Nacional de la Discapacidad para poder tener recursos, para poder llegar a más personas para otorgar ayudas técnicas. En este sentido, el énfasis que está dando la dirección regional, Sandra Narváez y su equipo es poder financiar tecnologías para la inclusión, nuevas tecnologías. La idea de esto es que la colaboración nos lleve a obtener estos proyectos y estos recursos para poder llegar a más gente y que sean independientes y autónomos como nos dice la Convención Internacional del los Derechos de Personas con Discapacidad”.

 

Dentro de los requisitos que se tomarán en cuenta para seleccionar a los beneficiarios están el contar con su Registro Nacional de la Discapacidad (RND), con Registro Social de Hogares (RSH), que viva en alguna de las 54 comunas de la Región y acompañe la indicación de su necesidad de uso, realizado por profesionales del área de la salud.

 

El seremi de Desarrollo Social del Biobío, Juan E. Quilodrán destacó el trabajo conjunto entre autoridades y agrupaciones de personas en situación de discapacidad, lo que nuevamente lleva al Biobío a ser pionero nacional en este tipo de acciones que benefician a un grupo vulnerable de la población. “Tal cual lo expresé en la votación del Consejo Regional, me siento orgulloso de ser de esta región, porque en esta región hemos generado experiencias piloto. El proyecto que el consejo aprobó por una unanimidad, se constituye en la única experiencia a nivel nacional, no hay otro programa en ninguna región de Chile que se haya financiado con fondos regionales y eso es porque nosotros hicimos un trabajo de modificar la Ley de Presupuestos, incluimos la glosa presupuestaria, trabajamos con los consejeros regionales y las organizaciones de la personas con discapacidad, es un trabajo conjunto. Yo agradezco a cada uno de los consejeros regionales por este gran logro que hemos hecho como Región del Biobío”.

 

Debido al alto costo asociado a las ayudas técnicas tomando en consideración el valor histórico de referencia manejado por Senadis, se estima que el programa tendrá la capacidad económica de atender, a lo menos, a 200 personas en situación de discapacidad. Esta cifra se hizo tomando en referencia la estimación de PsD que precisan del uso de ayudas técnicas no cubiertas por otros programas, déficit histórico del programa de ayudas técnicas de Senadis, y además estimando el poder financiar como máximo hasta 3 ayudas técnicas por persona a un valor estimado de hasta 3 millones de pesos por cada implemento.

 

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.