Violencia hacia las mujeres aumenta con las fiestas de fin de año.

Grisela Vargas (27 años), de profesión técnica paramédica, es el nombre de la mujer número 57 asesinada en Chile durante 2015. Su agresor, Raúl Carrillo Herrera (29 años) pareja y conviviente hace diez años, y trabajador temporero, asesinó a la mujer asfixiándola con almohadas en su cama, tras mantenerla encerrada en su habitación desde el domingo a las 15:00. Luego de perpetrado el femicidio, el hombre se ahorco con una cuerda.

femi

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.